Terapia celular

Terapia Celular en Enfermedades de Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP) es una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central cuya principal característica es la muerte progresiva de neuronas en una parte del cerebro denominada sustancia negra pars compacta, también llamado striatum. La consecuencia más importante de esta pérdida neuronal es una marcada disminución en la disponibilidad cerebral de dopamina, principal sustancia sintetizada por estas neuronas, originándose una disfunción en la regulación de las principales estructuras cerebrales implicadas en el control del movimiento.

En la enfermedad de Parkinson, las neuronas que producen dopamina mueren o no funcionan adecuadamente. Normalmente, la dopamina envía señales que ayudan a coordinar sus movimientos. Nadie conoce el origen del daño de estas células.

La EP se caracteriza por ser un trastorno motor progresivo cuyos principales signos y síntomas son la torpeza generaliza con lentitud en la realización de movimientos, escasez de motilidad espontánea, temblor de reposo y rigidez.

El tratamiento fundamental es la reposición de dopamina cerebral mediante la administración farmacológica de su precursor (levodopa). Sin embargo, la administración crónica de este fármaco (sinemet y madopar) varias veces al día se asocia con complicaciones motoras a mediano-largo plazo.

En los casos en los que las medidas farmacológicas no consiguen controlar los problemas del paciente, el tratamiento quirúrgico mediante lesión o estimulación de estructuras cerebrales no funcionantes en la Enfermedad de Parkinson, tales como el núcleo subtalámico o el globo pálido interno

Puesto que son operaciones del cerebro, entrañan riesgos significativos. Es preciso abordar los riesgos y beneficios del tratamiento quirúrgico con un neurólogo y un neurocirujano

Hoy nace una nueva alternativa terapéutica para los pacientes con Parkinson; El implante de células madre para el regeneración de las células dañadas, técnica que ha demostrado ser factible y segura con resultados catalogados como sorprendentes.

Un Estudio realizado en 21 pacientes que fueron tratados entre Agosto 2006 y Abril 2007 con infusión intraarterial de células madre autólogas obtenidas por punción de medula ósea. 

Las evaluaciones clínicas fueron mediante Unified Parkinson's Disease Rating Scale (UPDRS), Schwab-England Activities of Daily Living Scale y Modified Hoehn- Yahr Staging; al inicio de la terapia y 6 meses luego de trasplante. Estudios de RM se realizaron al inicio y a los 6 meses de terapia, además de estudios de espectroscopia de N-acetylaspartato (NAA)/creatina (Cr) y estudios de perfusión

Los resultados fueron muy satisfactorios, la edad media era de 64 años y la media de enfermedad de 7 años.  Luego de un seguimiento medio de 10.5 meses, no hubo complicaciones.  A la semana de terapia los pacientes mejoraros todos sus parámetros clínicos.   Mediante el estudio de NAA/Cr, el striatum derecho mostró mejoría mientras que el del lado izquierdo no.  Si se considera el mejor incremento (derecho o izquierda) si hay diferencia estadísticamente significativa. Los estudios de perfusión mostraron tendencia a la mejoría.

 

Tabla de Enfermedad de Parkinson

Este estudio ha demostrado que la infusión autóloga de mononucleares puede ser implantada en forma segura y con mejoría clínica.  En las siguientes figuras se puede observar la mejoría en espectroscopia y perfusión en los pacientes tratados con terapia celular

Espectroscopia

Perfusion


Cardiopatías Crónicas Lesiones en Médula Espinal